Sunday, 25 February, 2024

SE LLAMA INCLUSIÓN, ITSON AVANZA


Spread the love

​Su discapacidad visual no ha sido una barrera para Natalia Romero Aviña, ella es una de las jóvenes que ingresó al Campamento Patrones Hermosos en el Instituto Tecnológico de Sonora (ITSON), con el deseo de desarrollar sus habilidades la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Junto con más de 50 niñas de secundaria y preparatoria, de entre 13 y 17 años,  recibió no solo los conocimientos sino un espacio de verdadera inclusión, la organización del evento logre  no solo adecuar los materiales y el equipo que utilizó al lenguaje braille, sino también  adaptar las áreas con el fin de facilitar su desempeño y movilización.

“Me sentí muy feliz porque pude participar en la mayoría de las actividades, fue una experiencia muy bonita que me hizo aprender muchas cosas buenas. Normalmente, no había sentido algo parecido a esta experiencia porque es normal que no pueda participar en este tipo de campamentos”, comentó.

Natalia señaló que este campamento la inspiró a seguir aprendiendo más acerca de la ingeniería y tecnología, por lo que su principal motivación será prepararse para en un futuro decidirse por su vocación profesional.

Rosa Isela Aviña y Román Gabriel Romero, mamá y papá de Natalia, mostraron su agradecimiento a ITSON por la oportunidad que se le brindó a su hija, sobre todo, por buscar la forma de inclusión para que pudiera ser parte de este campamento y regalarle la dicha de ver su rostro lleno de alegría e ilusión.

“Siempre hemos batallado porque nunca encontramos nada para ellos específicamente o para que los acepten en ciertas actividades, dude en preguntar, porque siempre la respuesta era no, pero dije, el no ya lo tengo, vamos a ver si “pega chicle”. Estoy enormemente agradecida, por la inclusión, porque no me dijeron que no, y vieron la forma de cómo decirme que sí. Simplemente el verla a ella contenta y entusiasmada, eso es lo que agradezco con el alma”, relató la mamá de Natalia.

Ambos comentaron la importancia de que las instituciones de educación preparen el camino en inclusión para las personas, que al igual que Natalia, tienen alguna discapacidad, ya que son personas capaces que pueden hacer mucho por la sociedad o por ellos mismos, pero es importante que les permitan hacerlo, que no se les cierren las puertas, para que puedan tener un futuro prometedor.

La maestra  Martha Eloisa Larrínaga Hernández, Responsable del Programa de Ingeniería en Software y organizadora del campamento, resaltó que en esta edición del campamento, por primera vez se recibieron a dos niñas con discapacidad, una de ellas Natalia, quien padece discapacidad visual desde su nacimiento.

Precisó que les tomó por sorpresa recibir la solicitud por parte de la mamá de Natalia, pero desde un inicio, trabajaron en acciones conjuntas con las mentoras del programa y Biblioteca Pública Municipal, para adecuar las actividades del campamento y hacer que Natalia lo disfrutara.

“Hicimos adecuaciones, lo primero que se nos vino a la mente fue buscar gente que tenga conocimiento, afortunadamente, una de las mentoras e instructoras que tuvimos en ediciones pasadas es hermana de una niña que también tiene discapacidad visual, nos contactamos con ella y fue un gran apoyo, ya que por su hermana ella tiene una impresora en braille, a su vez ella nos contactó con Ramiro de Biblioteca Pública, quien participó en la parte de adaptación, sobre todo nos ayudó a conocer cómo tratar a Natalia”, mencionó.

Para las actividades computacionales se utilizó un software, que ayuda a las personas con discapacidad visual a manejar la computadora, el cual fue clave y necesario para que Natalia con un teclado, el material y los instructivos adaptados en lenguaje braille pudiera hacer sus primeras programaciones.

0 comments on “SE LLAMA INCLUSIÓN, ITSON AVANZA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *